• DOT Franchise Platform

Cotelco: “La ocupación hotelera colombiana en 2021 va a estar en el 45%”


Toro: "Yo creo que la ocupación va a estar en el 45%, siempre que sigamos con este proceso, es decir, si no vamos a una tercera ola, si no hay más restricciones, si no se cierran los vuelos...".


A un año de la declaración de la pandemia, el presidente ejecutivo de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), Gustavo Toro, analizó la actual situación de la hotelería colombiana y se animó a proyectar una ocupación promedio nacional del 45% para el cierre de 2021. Aunque esa proyección marcaría una importante recuperación, señaló que también significaría estar 12 puntos porcentuales por debajo de lo registrado en 2019. Por lo tanto, enfatizó que el sector sigue precisando asistencia del Estado, sobre todo de los departamentos y municipios.


¿En qué situación se encuentra la hotelería colombiana hoy? - Estuvimos cerrados hasta septiembre, que fue el momento en el que el Gobierno colombiano autorizó nuevamente los vuelos nacionales e internacionales, porque pensar el turismo sin el transporte es imposible. También en septiembre se habilitó el transporte intermunicipal, que había estado también suspendido. Y a partir de allí el sector comenzó a reactivarse muy lentamente, hasta cerrar el año con un 21% de ocupación promedio en todo el país. Pero en diciembre fue del 31%, lo que significa 20 puntos porcentuales por debajo de lo que teníamos normalmente (en Colombia la temporada alta es diciembre/enero, la época fuerte de vacaciones), aunque también estuvimos 10 puntos por encima del promedio del año. Y en enero tuvimos otro 31% de ocupación. Esperábamos un mejor comportamiento, pero en Colombia se dio la segunda ola, y eso generó una serie de restricciones a la movilidad. Los alcaldes decretaron toques de queda, ley seca, no se podía andar por las carreteras. Todo esto generó mucha incertidumbre en los turistas. Eso hizo que la gente acortara sus vacaciones y que la temporada fuera menos buena de lo que esperábamos. Esperamos que este primer semestre sea de reacomodamiento (la vacunación empezó hace apenas 15 días y vamos un poco lentos con eso), y que el segundo semestre adquiera ya otra dinámica.




Esta demora en la recuperación, ¿cómo impacta en la estructura financiera de las empresas del sector?

- No hemos tenido cierres masivos o quiebras en números significativos. La hotelería colombiana es una hotelería pequeña en general. Las cadenas grandes son unas pocas, tal vez 12 o 14 en total, y el resto son hoteles independientes o pequeños, que son el medio de subsistencia de una familia, por lo que no es tan fácil que digan “cierro y hago otra cosa”. La gente aguantó con mucha dificultad, endeudándose; y tuvimos que despedir empleados: perdimos 43.000 empleos directos de los 110.000 que generamos. Casi el 50% de los puestos se perdieron a raíz de los cierres. Una vez que empezamos a abrir, también comenzamos a recuperar esos empleos, y llevamos 18.000 de esos 43.000 perdidos. Hay muchas dificultades, pero somos optimistas.

Aunque Cotelco reconoció en todo momento el apoyo del Gobierno nacional, lo que incluye la aprobación de la nueva Ley General de Turismo, esta semana emitieron un comunicado solicitando igual respaldo por parte de los departamentos y municipios. ¿A qué se debe?

- Somos conscientes de que para el Gobierno es muy difícil la situación. No es sólo el turismo sino toda la economía la que está pidiendo auxilios, y la verdad es que nos sentimos muy bien tratados por el Gobierno. No es fácil atender las demandas de toda la sociedad, de modo que los hoteleros en Colombia nos damos por bien servidos en la atención gubernamental. Por supuesto, habrá alguno que diga “nos faltó esto o aquello”, y es posible. Pero no es fácil dar respuesta a todo. Hemos tenido apoyos fiscales importantes: en algunos casos han diferido los pagos y en otros nos han exonerado, siempre hablando de los impuestos nacionales. En cuanto a los municipales, la Ley General de Turismo los autoriza a dar beneficios. Lo que estamos haciendo ahora es pedir la aplicación de esa ley, es decir, que nos den esos beneficios. Y estamos en ese proceso. Por ejemplo, la alcaldesa de Bogotá determinó que no paguemos el impuesto predial este año, sino en 2022, lo cual nos ayuda mucho en el flujo de caja. Otras alcaldías están analizando reducciones en la tarifa, pero todas las gestiones están en marcha, a través de nuestros capítulos a lo largo del país.

La Ley General de Turismo incluye también un fuerte apoyo a la formalidad. ¿Cómo influye en la recuperación el hecho de que muchos pasajeros, a la luz de la “nueva normalidad”, eviten los alojamientos tradicionales y, por ende, puedan caer en propuestas informales?

- Es que esto no es nada nuevo. La informalidad ha ido creciendo en base a las plataformas tecnológicas; no vemos que por la pandemia se hayan incrementado. Logramos que en la nueva Ley de Turismo el Gobierno recogiera esa preocupación y regulara a esas plataformas tecnológicas. Es una decisión pionera en el mundo, porque Colombia determinó que son prestadoras de servicios en Colombia, sin importar que tengan su sede en otro país, como sucede con Booking o Airbnb. El Gobierno les dijo “no, señor, si usted presta servicios en Colombia tiene que acogerse a la regulación colombiana, y no puede promover servicios que no tengan el Registro Nacional de Turismo (RNT)”. Ahora se van a empezar a controlar las ofertas. Esto “equilibra la cancha”, como ha dicho el presidente Iván Duque. Claro que esto no soluciona las cosas de un día para otro, pero es un paso muy importante.


A fines de marzo vence el pasó para la inscripción 2022 del RNT. ¿Habrá menos inscriptos como consecuencia de la crisis?

- Hubo una caída de los registros y del pago de la contribución parafiscal muy importante en 2020. El sector turístico aportaba al fondo de promoción turística unos COL$ 70.000 millones a COL$ 80.000 millones al año; mientras que el año pasado fueron sólo COL$ 30.000 millones. La caída fue de más del 50%. Y eso seguramente se verá reflejado este año. No tenemos el dato exacto de cuántos renuevan su registro. Toca esperar porque en Colombia todo lo dejamos para última hora... Recién lo sabremos el 5 o tal vez el 10 de abril, cuando ya esté cerrado.

Normalmente suele ocurrir que se vence el plazo y el Gobierno otorga prórrogas…

-Ya no tanto. El Gobierno está muy estricto con este tema. El año pasado mucha gente no pagó su contribución a tiempo, y eso generó una multa. El Gobierno dijo que la tenían que pagar. Finalmente logramos en el Congreso una amnistía para que no tuvieran que abonar los intereses por mora. Igualmente, creo que el empresario ha ido entendiendo que el 30 de marzo es la fecha límite, y cada vez son menos los que no saben o no lo hacen.

Entonces, ¿cómo imagina que concluirá 2021?

- Yo creo que la ocupación va a estar en el 45%, siempre que sigamos con este proceso, es decir, si no vamos a una tercera ola, si no hay más restricciones, si no se cierran los vuelos… Estamos en un mundo muy incierto. En febrero de 2020 íbamos hacia el 60% de ocupación y pronosticábamos para fin de ese año un promedio de casi el 60%, que iba a ser un salto importante, casi 3 puntos porcentuales por arriba del 56,9% de 2019. Claro que este año vamos a recuperar terreno perdido, pero vamos a estar 15 puntos por debajo de ese récord que podríamos haber tenido, de no haber sido por el COVID-19. Es más, sin la pandemia, tal vez estaríamos hablando de un 2021 récord, al 62% o 63%.

Fuente: HOSTELSUR 11-3-2021


0 vistas0 comentarios
No te pierdas ninguna novedad!

Suscríbete ahora y entérate de todas nuestras noticias.

© 2020 DOT Franchise Platform

www.dotfranchiseplatform.com